Seguidores

viernes, 2 de septiembre de 2011

GOTAS

Viajaban todas juntas, en la misma nube. Riendo, alborotando, gritando.

De pronto... ¡Un trueno!... ensordecedor, todas se quedaron calladas, enmudecidas por el estruendo. Al instante, reían alborozadas, entusiastas, espectantes...

Un cambio de presión y todas comenzaron a caer incesantes una detrás de otra.

Cada gota de lluvia pidiendo su deseo:
- Yo quiero caer en el mar.
- Yo quiero caer en un río.
- Yo quiero caer en un lago.
- Yo quiero caer en un árbol y resbalar por sus hojas como en un tobogán.
- Yo quiero caer en una flor.
- Yo quiero caer en Bob esponja y así conocer a Calamardo y a Patricio.

Caían vertiginosamente, cada vez más veloces, ofreciéndose a la gravedad, precipitándose a dar vida al planeta Tierra...

Una gota caía alegre, feliz, y llegó a su destino, sobre el rostro de una joven mujer todavía adolescente, resbaló unos milímitros y se unió a otra gota.

- ¡Eh! perdona, hermana gota, no era mi intención caer sobre tí.
- ¡No soy una gota! ¡Soy una lágrima!
- ¿Y dónde vas tan triste?
- Yo quería quedarme en esos ojos... mis ojos.
- No se por qué, a mí me encanta caer, viajar... luego evaporarme de nuevo, viajar en otra nube y caer en otro sitio, para conocer nuevas gotas, en los mares... en los ríos... en los charcos... ascender juntas hacia el cielo y volver a caer de nuevo.
- Pero yo era feliz en esos ojos, me gustaba estar allí, ver, mirar, observar todo, humedecer esos ojos y viajar allí a su lado. Además, yo soy una lágrima de amor, y cuando el amor se va, nadie sabe adónde va.


XXXVIII

Los suspiros son aire y van al aire.
Las lágrimas son agua y van al mar.
Dime, mujer: cuando el amor se olvida,
¿sabes tú adónde va?

Gustavo Adolfo Bécquer

22 comentarios:

Diosa Lobezna dijo...

Que precioso ha sido, me encanta la forma de expresarlo. Es genial, un beso!

Sue dijo...

Qué sensibilidad tienes Rubén. Me ha encantado ser una gota.
Imagino que les contarás estos cuentos a tus hijos. Son magníficos!

Un beso.

eddie dijo...

me ha encantado, vaya que sí...

pues mira que no abre pensado yo veces en la reencarnación, pero siempre en forma animal o en algún árbol... pero en gota nunca... pero yo preferiria ser un copo de nieve... caen lentamente, nunca tienen la misma forma y mil cosas más...
y cuando me evaporase de nuevo copo de nieve, hoy caer en el himalaya, mañana en los andes, otro día en algún polo... en sitios reconditos o no tanto...

el poema también muy bonito... a donde va el amor cuando se olvida?

a esperar a volver de nuevo cuando menos lo esperas?

Gala dijo...

Ais, que tierno te quedó esta conversación entre lágrimas y gotas de agua...
Hermanas, si,pero tan distintas....

Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Precioso relato, ese diálogo entre gotas es fascinante. Me gustó muchísimo. El remate con la rima de Bécquer. Te digo que esa rima fue el primer poema que aprendí de memoria.

Muy lindo.

Saludos cordiales.

Ruben dijo...

DIOSA LOBEZNA, no te lo vas a creer, pero hay quien ha escrito un cuento muy bonito poniendo palabras a frutas (ya se que estarás hartita, pero si lo encuentro te sigo donde está.

Ruben dijo...

SUE, a ver que remedio, mis hijos son muy nerviosos (supongo que habrá un término medio entre los mios y esos tan buenines) así que hay que inventar constantemente.

Ruben dijo...

EDDIE, tu idea de los copos es muy buena, y más romántica, pero se trataba de que me estaba calando mientras construía ese relato en mi cabeza, de todas formas, tengo una entrada muy buena sobre la nieve, esperaré a las primeras nieves, que ya sabes que aquí en León, no habrá que esperar mucho.

Ruben dijo...

GALA, si es que se me está pegando la ternura de tu blog, que no comento mucho, porque no se qué decir, pero lo leo ¡eh!

Ruben dijo...

AIDA, la verdad, es que ese poema, está en la mente de todos, hay que ser un fenómeno para sacar algo tan bueno con tan pocas palabras.

eddie dijo...

si te quedo genial :) pero yo soy de nieve xd...

pues sí, si no acuerdate de hace tres años, cuando nevo en octubre, ese año nevo siete veces, verdad?

y por lo menos aqui, cuatro nevadas pasaron tranquilamente el medio metro...
decian los viejos que había nevado en no sé que luna, y cuando nieva con esa luna, pues ese invierno viene mucha nieve y siempre coincide con la luna, que no me acuerdo ahora. xd.

El tejon dijo...

Grande, Ruben, me encantó.
Saud.

Alfredo dijo...

Muy bueno Rubén, diáfano a pesar de haber lluvia y por tanto estar nublado.
Salu2.

midala dijo...

Precioso ruben...hora iba siendo de que empezaras de nuevo!!!!!!!Enhorabuena,me encanta el relato de las gotas...muy original y sensible!!!Milllllllll besosssssss

Sese dijo...

Qué suerte tuvo la gota de caer en tan belolo paisaje. Y la lágrima hubiera deseado haber emergido fruto de la felicidad, pero hay lágrimas y gotas que nbo son todo lo bellas que quisieran.

Saludos

Eduardo Fanegas de la Fuente dijo...

Rubén, me has dejado sin palabras, es perfecto, me ha encantado!!

Ruben dijo...

TEJÓN gracias por leerlo a pesar de no ser un blog como los que a ti te gustan, me he enganchado a vuestras fotos.

ALFREDO, yo invento, tu sigue ilustrándome, que estoy aprendiendo mucho de tus entradas, sobre todo palabrejas.

MIDALA, ¡tu no me dejes nunca solo en este naufragio, que algún día construiré una buena balsa ya lo verás.

SESE, y que bueno hubiese sido que la gota se encontrase con una lágrima de la risa, ¡vaya fiestón!

EDUARDO, es todo un elogio para mí que te haya gustado, es lo que tiene estar 12 horas esperando en un aparcamiento de autobuses, que me da tiempo a pensar mil historias.

midala dijo...

pasate por mi blog de relatos cortos anda...y lee el ultimo post que puse...un besazooo

Ernesto Villodas dijo...

Me ha encantado Rubén. En pocas palabras nos haces viajar por... un mar de sentimientos.
Saludos

Ana Galindo dijo...

Querido Rubén. Me ha encantado esta entrada de Gotas. Todo un derroche de sensibilidad con un poco de poético mensaje. Se podría adaptar perfectamente para un cuento infantil con bonitas ilustraciones.

No te quepa duda de que no me importa que uses también el mismo término que yo, y nunca, como me ofreces,jamás, te pediré que lo cambies. Cada cual tiene su forma de expresarte y las palabras no nos pertenecen. Admiro tus gotas, y me alegra con gran placer que te gustan las mías.

Gracias de todos modos por tu generosidad y por ser una buen reflejo de las "buenas prácticas" en la red.

Besos

Ruben dijo...

ERNESTO, gracias por tu visita, sigo siendo asiduo de tus fotos.

ANA GALINDO, tengo otro cuento para la clase de mi hija de 5 años, pero no se si ponerlo aquí, no me termina de convencer.

Libelu dijo...

que entrada más buena!
es tan romántico!
no sé a donde va el amor cuando se olvida...