Seguidores

domingo, 20 de noviembre de 2011

ABATIDO, CANSADO... NADA IMPORTANTE.

La vida es un cuento, a veces alegre y a veces triste. Donde hay momentos para todo.
Ahora me tocan malos momentos, de esos que descubres en la mirada de tus hijos, tu propia tristeza reflejada en sus pupilas. Tu cansancio reflejado en el montón de cartas sin abrir, en la cantidad de mensajes sin leer, en el abandono de tu via de escape, un montón de buenas entradas sin leer en esos blogs que has aprendido a amar, que son tu pasatiempo favorito desde hace un año.
Te levantas a las 4:40, vuelves a casa por la tarde tras muchas horas sin descanso, apenas comes, te duchas y te desplomas en la cama, no hay descanso, hay mucha presión. Soy muy sentido, y todo me afecta en demasía.
Me cuesta afrontar el dia a día, solamente por mis hijos doy el siguiente paso. No tengo tiempo de escribir nuevas entradas, pero es que ni siquiera las historias guardadas en mi cabeza desde hace años, salen con fluidez, no encuentro las palabras adecuadas para contar las cosas. No se me ocurre nada nuevo, y cada día vuelvo a casa indignado con todas las causas que me han empujado a esta situación.

Varios han comentado de mi cuento que no es muy real, que esto no puede pasar en la realidad. Claro que no, ¡es un cuento!.
PERO...
Es real que un lobo hable a una niña, que se llame Caperucita Roja, (nombre único, nadie más en el mundo se llama así). Es real que los cerdos construyan casas de paja, madera y ladrillos, que haya casas de chocolate, trenzas de varios metros que soportan el peso de un hombre, gigantes, cíclopes, enanos, un gato con botas y que habla, una calabaza que se convierte en carroza, un sapo que se convierte en príncipe (ojalá suceda kanelita), siete cabritillos tragados enteros, un lobo vestido de abuela, un espejo que habla, siete enanitos viviendo juntos, una hormiga que habla con una cigarra, una beldad que se enamora de una bestia (ja, y ja mil veces), una tortuga ganando a una liebre, un músico desrratizador.
Unos zapatos de cristal, ¡venga! con unos zapatos de cristal tienen que sudar los pies, te tienen que salir ampollas a los dos pasos de baile, y se tienen que romper si pierdes uno.
Así que pensé que era un requisito imprescindible, contar algo irreal para que fuese un cuento como los demás. Yo no soy Calleja, ni los hermanos Grimm, Ana María Matute, etc. Solo hice un cuento para mi hija, que solo me va a pedir que la dibuje un mochuelo para saber lo que es.

Y si el mochuelo se come al ratón, y casi puede con la ardilla, eso es cosa de la vida real, y de la vida real, no quiero hablar, es más no quiero otra cosa que olvidarme del todo de esta vida, y refugiarme en este sitio donde solo existe mi fantasía, donde aparco mis problemas a un lado de este teclado, y escupo, y vomito toda esta verborrea inconexa que a veces lee alguien y que a veces no lee nadie.

Cada vez que alguien comenta, me llega una gota de ese cariño, y de esa complicidad de los que, como yo, viajan por este cielo de este mundo fantástico, donde todo es posible, y donde los amigos vienen a verte cuando quieren, porque aunque no estés, les has dejado unas palabras para ellos.
 Gracias a todos los comentarios, porque son un gramo más en esa balanza que equilibra mi estado emocional. Sed bienvenidos siempre, y perdonad que mis cuentos a veces sean tan malos.

Compensaré esta triste entrada con otra más alegre, todo llegará...

21 comentarios:

El tejon dijo...

Claro que si, Ruben,todo llegará.
EN mi lista de blogs aparece Cuentos de la vida ha publicado nueva entrada hace un minuto y aquí me tienes, claro que te leemos y acudimos a la llamada como en el cuento de Manolito y los lobos, con la diferencia de que tú no nos engañas, necesitas unas palabras que te ayuden a levantar ese ánimo. Todos hemos atravesado y atravesamos malos momentos, verás como pasan y sobre todo verás que quienes estan al otro lado de la pantalla son están contigo en los malos momentos.
A mi me sirvio y no una vez solo, siempre que de alguna forma pedí ayuda estuvisteis ahí.
Un abrazo grande y mucho ánimo.

midala dijo...

Está claro que estas pasando una mala época.Perooooooo nadieeeee puede juzgarte ruben!!!NADIEEE.Los que te leemos te leemos porque nos gusta lo que escribes pero no somos quienes para juzgarte.Si esta bien o mal o regular,joder,no somos escritores,somos aficcionados que nos gusta escribir y creo que eso ya es bastante,en una vida de locos,donde reina el paro y la preocupación,tener un blog donde ponemos entradas.Ruben,animooooo lo haces de p.m. para los que te leemos y los que no que no vengannn !!!siempre te lo dije,escribe para tí,hazlo para tí,porque en la vida tenemos que apañarnoslas solitos,y quizas el dia que aprendas eso,te doleran menos los comentarios que no son de tu agrado.De todooooo corazón te mando milllllllllllll besosssss y espero por dios que esto no te hunda.

eddie dijo...

animo, han de llegar mejores tiempos, siempre pasa, por qué no ahora, seguro que no tardando mucho...

Ruben dijo...

Tejón, soy una persona sensible, a quien afecta sobremanera cualquier contratiempo, de la misma manera absorvo el ánimo que me dais, y tu comentario me ha levantado mucho la moral, gracias.

Ruben dijo...

Midala, no me han dolido para nada los comentarios que me dicen eso, han venido de gente genial, y les aprecio mucho, han sido comentarios con muy buena intención. Solo, quería decir que no importa lo inverosimil que pueda ser mi cuento, si transmito la idea que quiero a esos niños de cinco años.
Midala, fue una suerte el día que te encontré en aquel blog que tanto me costó leer.

Ruben dijo...

Eddie, se que tu me entiendes, y que mucha gente empatiza conmigo, yo sigo dia a día sin pensar en nada, solo espero que esto cambie un poco, prefiero ganar menos y vivir mejor, solo eso.
Gracias, siempre estás ahí.

Anónimo dijo...

NO se tu por que de estar desanimado,pero no te preocupes,todo pasa ,hay que dar tiempo al tiempo que es el mejor curandero,pues todo lo cura ,el desengaño ,las dolencias,el estressss, el no ser correspondido en un amor ,la deslealtad, la muerte....todo todo se cura ,ante la adversidad de una cosa tenemos que ser positivos,ser fuertes,animarnos y pensar que hoy estamos un poquito....regular pero mañana Mejor,ya se sabe SIEMPRE POSITIVO NUNCA NEGATIVO.sigue deleitandonos con tus escritos que a mi personalmente me encantan,yo de esto del internet estoy pez lo he dicho ya en otro comentario,sigue adelante y aunque estes triste nunca te rindas SALUDOS.MG

Mercedes Vendramini dijo...

No Rubén. No te pongas así. QUIÉN DIJO ESA BARBARIDASD SOBRE LO IRREAL DE LOS CUENTOS????
Es obvio que lo irreal debe estar allí! ser el alimento del cuento!
No sabe que para eso son los cuentos? para que pueda suceder lo imposible!

Sos lo más puro que he encontrado en este mundo de los blogs. Sigue y sigue. SIEMPRE!!!!

Gran abrazo!

Kasioles dijo...

Buenos días, amigo virtual: Lo de virtual.. quizás parezca un poco frío, pero lo que has dejado escrito... tiene un gran valor, en él, has dejado un poco de lo que siente tu alma, no importa le eches o no imaginación, pero en todo lo que expresamos, siempre hay algo de lo que siente nuestro corazón.
Te he encontrado de casualidad, cuando le hice un comentario a una amiga, he pasado un rato agradable leyéndote.
Si el levantarte a las cuatro pasadas es cierto, si el trabajo cansa y la jornada es larga, mira hacia atrás, el tener un trabajo hoy en día, es algo excepcional, ánimo amigo, serás un padre ideal, estas Navidades podrás llevar a tu casa un trozo de pan.
Te deseo todo lo mejor.
Un abrazo al corazón.
Kasioles

Ruben dijo...

Muchas gracias a todos, no es problema que me venga abajo, me sucede con facilidad, el problema es que no veo una salida a corto plazo. Pero no importa, todavía os tengo a todos vosotros.

Eduardo Fanegas de la Fuente dijo...

Amigo, me dejaste preocupado con tu comentario (que por cierto muchas gracias por tu apoyo) y ahora veo que andas bastante abatido. No te preocupes, pasarán estos malos momentos donde el agotamiento te pasa factura. A todos nos pasa alguna vez, ya me gustaría a mi que los días tuvieran 26 o más horas. Pero es lo que tenemos. Vivimos deprisa. A mi también me ha faltado tiempo para venir a leerte más a menudo. Pero piensa una cosa, como tú dices los cuentos cuentos son, las fantasías que escribes son para eso para soñar. Si no puedes plasmarlo ahora, no te agobies, llegará el momento. Nosotros estamos aquí y tarde o temprano disfrutaremos de tus palabras como siempre lo hacemos.
Así que gracias a ti por estar ahí

Un fuerte abrazo

Sese dijo...

Pues un fuerte abrzao desde aquí, Barcelona, espero que tu estado de ánimo mejore cuanto antes y que los motivos que te llevan a él no sean insalvables, y es que todos tenemos derecho a sentirnos a veces un poco chungos, lo importante es ver, o querer ver un horizonte optimista., en cualquier caso aquí estamos para poner un granito de arena a esa ilusión.

Ruben dijo...

Tanto Eduardo como Sese, son de esas personas, que me dan ánimo cada vez que comentan,incluso, al leer sus entradas,se pasa un rato agradable y tranquilo, gracias por transmitir un mensaje como si se tratase de amigos conocidos a pesar de no habernos visto nunca.

midala dijo...

Paso a darte millllllllllll besitosssss llenos de esperanza,porque siempre nos queda la esperanza Ruben,cuando pensamos que todo está perdido...a vecesss no lo está!!!!!!!!!!!!!Millll besitos amigo

midala dijo...

Hoy tengo un segundo y...pasooo a darteee otro beso!!!Por que te veo pochiño y no me gusta nadaaaaa verte asi. Aniiiimo rubennn y ponte a escribir por que lo bordassss vengaaaaaa.Milllll besiñossss

Anónimo dijo...

Hola,he pasado por aqui para ver si estas mas animado y nos deleitas con tus hermosos escritos,que ya se echan de menos,animo y siempr positivo.Saludos

Alfredo dijo...

No Rubén, la vida no es un cuento. Es una realidad llena de altibajos. A veces creemos encontrarnos en la cima y somos felices. Pero en algunas ocasiones parece que nos hallamos en el pozo y nos inunda la melancolía. Esperemos que estos últimos no sean frecuentes; todos los pozos tienen al menos una cuerda a la que asirse.
Salu2.

Ruben dijo...

De nuevo, tenéis razón, la vida sube y baja, y por eso estoy alerta para agarrarme bien en el momento de subir.

Sue dijo...

Tú lo has dicho, por tus hijos!

Up.

Muchos ánimos.

Ernesto Villodas dijo...

Me identifico mucho con lo que has escrito y creo que eres un afortunado porque, esa sensibilidad que te hace tener momentos bajos, también te hará disfrutar con más intensidad de los buenos... y éso es la esencia de vivir. ¡¡Tus hijos te ayudarán!!

libelú dijo...

desanimarse es casi lo normal diría yo...
uf, qué puedo yo decir si cada dos por tres, yo misma estoy de bajon...en fin
pero tú anímate, por tus hijos, por tu familia, inténtalo anda...

y en el mundo de los cuentos, los personajes pueden hablar con quien uno quiera, que para eso el autor es el que escribe y dirige su cuento.
¿que seria el mundo o la vida sin cuentos?
lo real a veces no es tan divertido...
un dejo beso sincero, y estoy segura que todo llegará...