Seguidores

viernes, 2 de diciembre de 2011

MI ABUELO MEÑO

10 de Mayo de 1998



Te  voy a echar de menos, tus consejos que nunca escucho. Creo que seguiré buscando inconscientemente tu partida en el bar, y terminaré recordando inexorablemente tu última partida de tute… conmigo. Todavía no te has ido y ya empiezo a tener nostalgia, ¿quién me va  a preguntar por mis labores en el campo? ¿quién me va a apremiar a hacer mejor las cosas?

Y cuántas veces discutimos tu y yo, aunque hace mucho que olvidamos nuestras diferencias.

Pero no creas que voy a olvidar todo lo pasado juntos, no voy a olvidar lo que me enseñaste, ni aquel pesado viaje a Barcelona juntos, ni cada una de las noches que compartimos habitación y yo me encontraba a la mañana 2.000 pesetas encima de mi ropa , que tan bien me venían en aquellos días de cuartel.

Y puedo decir a todos que nadie  dijo nunca que no eras bueno, y no tengo miedo a equivocarme subjetivado por el lazo que nos une ,al decir que todo el mundo te aprecia.

Todo el mundo te quiere, y eso que no saben de todas las noches sin dormir que pasaste el último verano, y eso que no saben el dolor y la cercanía cierta de un final que has afrontado aburrido y cansado.

Quizás te vayas hoy, aunque hace ya  muchos días que no disfrutas de los placeres que te quedaban en la vida: el tute y La Vega.

Casi 26 años viudo, solo. Me gustaría perpetuar tu carácter afable, tus bromas en el bar, tu tozudez y tus rabietas, pero sé que somos tan diferentes…
A lo mejor esta noche volverás a correr, saltar, segar los campos, andar en bicicleta, y todo sin fatigarte. A lo mejor hoy, después de tantas fatigas en los últimos días… descansas

Murió esa noche, vivió 28,272 días, 78 años, esta semana cumpliría 92 años, y por eso pongo esta entrada que sin duda merece.

20 comentarios:

eddie dijo...

bonita entrada :)

yo también me acuerdo mucho de mi abuela... ahora tendria 88

Pluma Roja dijo...

Intima y sentida entrada. ¿Quien no recuerda a los abuelos? Yo siempre menciono a mis abuel@s algún recuerdo me los trae. A pesar de que ya soy abuela.

Lindo apreciado Rubén. Me encanta ese cariño y calidez que pusiste en tus letras.

Hasta pronto.

Mercedes Vendramini dijo...

Ayer quise dejar mi comentario y no pude ... -
Hubiese querido que supieras pronto cuánto me ha emocionado tu publicación.
Tu abuelo seguro merece este homenaje!

Eres un muchacho muy sensible que llega con sus palabras al corazón de todos.

Cariños!

libelú dijo...

es emotivo y muy tierno, dedicado a un abuelo.
descanse en paz.
abrazo.

Ruben dijo...

Eddie, muchas veces pensamos en lo que pensarían las personas que ya no están de algunas cosas que hacemos, es inevitable.

Ruben dijo...

Pluma Roja, es recuerdo de los abuelos, es el más entrañable que nos queda, nos quieren sin necesidad de la rectitud que entraña ser los padres, tienen permiso para permitir, y esa permisividad es la que nos gusta de ellos.

Ruben dijo...

Mercedes, es esa sensibilidad la que me hace ahogarme en un vaso de agua, la que me lleva a venirme abajo cuando tengo que ser fuerte.

Ruben dijo...

Libelu, como tu bien dices en alguna de tus entradas, mucha gente se dedica en internet a buscar y a engañar sobre sí mismo, yo, sin embargo, y iendo a contracorriente, descubro mi yo real, desnudando todos mis pensamientos aquí donde no me da tanta vergüenza.

Nieves dijo...

Rubén. He pasado de casualidad, despues de visitar a Tejón...
Me has hecho llorar, quizás sean las fechas que provocan recordar a los que no están, nunca lo olvidarás... mi abuelo murió en el 89, media vida la he vivido sin él pero lo recuerdo cada día porque como todos los buenos abuelos era amigo y complice de muchos buenos ratos compartidos.
Rubén, te mando toda la energía positiva que pueda llegarte y aunque pases unos días triste no olvides que él segirá contigo siempre, con cada recuerdo.

Un abrazo y ánimo.

pd: Te iré sigiuiendo vale?

Alfredo dijo...

Los abuelos de ayer eran de otra forma. Tal vez los de hoy tengan más contacto con sus nietos por eso del trabajo de los padres, y ya se sabe que aparte de ser sangre de la sangre, el roce hace el cariño. Pero yo siempre he recordado a mi único abuelo conocido, como personaje a caballo entre dos tiempos; uno antiguo, duro y quizá algo misterioso, y otro placentero, observador de todo lo nuevo que se le venía demasiado aprisa.
Salu2.

El tejon dijo...

Hola,Ruben, el homenaje que le haces a tu abuelo ha revivido los buenisimos recuerdos que tengo del mio, gracias y mucho ánimo.

libelú dijo...

@ es cierto Ruben, tu yo real se lee en muchas de tus entradas, hasta entrelineas...A veces los blogs sirven también para eso, para dejar un poquito de nosotr@s mism@s...
que tengas buena semana.

Eduardo Fanegas de la Fuente dijo...

Unas preciosas palabras para tu abuelo. Me encanta el aire que ha cogido tu blog. Es como visitar un pequeño pueblo lleno de gente amable y acogedora. Es como volver a un hogar que aunque no sea mío me hace sentir bien.

Ruben dijo...

Nieves, muchas gracias, y bienvenida a este humilde blog, el tuyo me gusta mucho.

Ruben dijo...

Alfredo, lo nuevo avanza vertiginosamente también para mí, ellos eran de otra pasta, todo era más difícil, todo era a la vez más sencillo y duro.

Ruben dijo...

Tejón, gracias a tí, me alegro de haberte traido buenos recuerdos.

Ruben dijo...

Libelu,siempre te asocio con Eddie, no se si porque te conocí a través de su blog, me encantan vuestras cosas, y visitaros es un placer para mí, son como mi sitio favorito, como el sofá donde te sientas a leer. buena semana para tí también.

Ruben dijo...

Eduardo, ahora mismo, estoy tan falto de imaginación y tan cansado físicamente, que mi blog se nutre de recuerdos y fotos nada más, me alegro de que te guste. La verdad es que siempre cuento contigo de la misma manera que con mis amigos. Gracias por tu visita.

Sese dijo...

Sin duda estuvo orgulloso él también de tener un nieto como tú. también me ha recordado mis abuelos, los que conocí; ley de vida, lo mejor, que los recuerdos perviven.

Un abrazo

Ruben dijo...

Sese, son los abuelos, los que tienen la paciencia de jugar contigo a la oca y dejarse ganar, y encima te regalan su tablero.