Seguidores

lunes, 27 de febrero de 2012

MÁS QUE COCHES

Está claro que somos materialistas, y que le cogemos cariño a las cosas. En este caso, hablo de los coches, porque son parte de nuestra vida, en cada etapa, tienen un significado, y un montón de recuerdos están unidos a tal o cual coche.
Yo, saqué el carnet en agosto del ´90, con 18 años, y mi padre me dejaba usar este coche:

foto de internet
Hasta yo creo que tenía ese golpe y todo. Con este coche, empecé a ser independiente, la verdad es que lo conduje desde los 17, por caminos en el monte, no tenía radio (como defensa contra la SGAE no está mal) pero nunca nos hizo falta.
Ese fue mi primer coche, y también mi segundo coche, pues después del primero tuve otro igual.
Íbamos a todas partes, no servía para ligar (ni el coche ni el dueño), pero nos llevaba y nos traía, justo lo que queríamos, cambiar la bici y la vespino por algo que se pudiese usar con lluvia y frío.

Mi tercer coche fue este:


Siiií, en ese color. Puede que no tan estropeado como el de la foto.
Citroen visa II, con una especie de bola a la izquierda del volante donde se activaba todo, luces, intemitencias, claxon, etc.
Era único, tan único, que la gente en León, sabía que yo estaba en "El Húmedo" (Zona de vinos), porque habían visto mi coche, siempre quedaba abierto, nunca me lo robaron, en el viajó toda la corte de amigos de mis hermanos y míos, fue a todas las fiestas de los pueblos.
Como la ciudad no es muy grande, yo creo que la gente me conocía por mi coche color "cagalera", (yo prefiero decir color "garbanzo")
Con este coche, tengo muchos recuerdos, no todos se pueden contar, y a buen seguro, alguna se acordará del coche y no se acordará de mí.

Todavía tengo, aunque ya solo la usa mi padre:

Una C-15. Sin comentarios, todavía voy a regar en ella...

Después del visa tuve este renault 21, que me duró hasta después de casarme, menos mal que los coches no hablan sino...


Si este coche hablara, madre mía, muchos secretos se llevó.

Al final, con la llegada de los niños, y por eso de la seguridad y el espacio, adquirí, (como no, de segunda mano), este renault Laguna, que es el que actualmente tiene mi mujer:


Con este estoy encantado, mira que es grande, y tiene maletero y anchos asientos, ¡si le llego a tener cuando el cuatro latas!

Y al final, aunque sea para trabajar, he terminado con una furgoneta, que me gusta más que ninguno, aunque como es nueva, no tengo recuerdos, ya vendrán...

renault traffic
A lo largo de los años, cada etapa de mi vida, ha quedado vinculada a uno u otro coche, durante estos años, he trabajado con los autobuses, con cosechadoras, vehículos que me marcaron de otra manera.
Ahora, cada imagen me  trae un recuerdo, y entiendo perfectamente a esas personas que le ponen nombre a su coche, recuerdo que cuando tenía el cuatro latas, por aquella época echaban en la tele, la telenovela "la dama de rosa", y que la protagonista, tenía un cuatro latas al que llamaba "quevedo"...
Yo nunca puse nombre a los coches, aunque a los primeros les ´puse en determinadas ocasiones adjetivos que no puedo repetir aquí.
Como véis no hablo de potencia, ni de cilindrada, da igual, porque solo es un tema sentimental, y de cómo se le coge cariño a un objeto.

31 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Mi coche más querido fue el primero, un 127 de segunda mano, anda que no dió de sí, viajó por casi toda España. En el subíamos 2 adultos más 2 niñas que quedaban groguis nada más empezar el viaje, ni te cuento como se encontraba la baca del coche, llena a dos plantas, lo mismo que lo inmigrantes cuando vienen de Francia; eramos campistas y llevábamos en verano la casa a cuestas, será por todo esto que ahora mis hijas odian el camping.

Los otros coches fueron mejores pero no tenían esa chispa.

Saludos

Saudades8 dijo...

Ruben yo tengo muy buenos recuerdos de mis primeros coches y mis gamberradas con mis amigos y te digo que el Renaul 4L era un coche durísimos y aún hoy se ven por los pueblos de España, mi primer coche fue un Renault 5 y luego un Copa de la misma marca que estaba tan loco como el dueño pero el coche señorial, según para qué, era un Seat 1500 de un amigo con asiento corrido delantero que al tumbarse el respaldo se hacía cama casi de matrimonio, imaginate la de historias... pero es cierto que se coge cariño a esos cacharros con ruedas, yo empecé antes con una Vespa y me trae recuerdos y aventuras maravillosas por media España.

Un abrazo,

Nieves dijo...

Los coches de mi vida han sido:

Un 600, que aunque no le pusimos nombre si le cantábamos una cansión para que se animara cuando decidia no arrancar.

Un ford fiesta

Un ford scort

Y por último un ford fiesta otra ves.
todos blancos se ve que somos de ideas fijas en nuestra familia.

Es cierto que los coches forman parte de nuestras vidas y nuestros recuerdos y no los llegamos a olvidar.

Un beso :)

El tejón dijo...

Mi primer coche fue un R-5, es el único que he tenido nuevo, lo compré nada más venir de la mili y es el que mayor recuerdos me dejó, buenos y malos porque salió malo, malo, malo, de chapa y de motor. Después vinieron un Renault 14, un Ford Fiesta, y el que tengo ahora,un Polo, todos de segunda mano, la cosa no da para más, pero contentos, nos trae y nos lleva.
Saludos.

Ruben dijo...

Emilio, es 127, era muy popular, y nunca olvidaré uno verde que tuvo el cura de mi pueblo...

Ruben dijo...

Saudades, la revista "autopista" en su última edición, nos contaba toda la historia del renault 5.
El 1500 era como una cama, pero solo para la sombra y la noche, que con esos asientos de eskay al sol...

Ruben dijo...

Nieves, el ford fiesta está bien, el scort no me gusta, pero solo es cuestión de gustos.

Ruben dijo...

Tejón, el mejor de todos ellos es el que tienes actualmente, y siento que tu renault 5 saliese malo, esa experiencia me pasó a mí con un citroen GS.

Sese dijo...

Y curiosamente se le coge más cariño al más viejo y atrotinado de todos, a ése que nos cansamos de insultar antes de cambiarlo, y luego, cómo lo añoramos. En mi caso fue un 124, que incluso me dejó tirado una Nochevieja, mandan huevos.

Saludos (y mucho mejor color garbanzo que color cagalera)

Ruben dijo...

Sese, ya sabía yo que ibas a reparar en lo del color cagalera.

Sue dijo...

Un Quevedo! Recuerdo aquella telenovela (la primera y única que vi) y ahora cada vez que veo un cuatro latas (aunque ya no se ven) digo "anda, un Quevedo". ¡Qué bueno!

Pues has tenido un montón de coches, rey, yo nunca tuve uno, pero porque no sentí la necesidad. Además, en esta ciudad sobran coches, incluso sobraban cuando me saqué el carné. Que para qué me lo saqué? Vete tú a saber, me gasté un quintal y no he conducido en mi vida... bueno sí, un par de coches. El de mi ex, hasta el día que me dijo "es mi coche y tienes que conducir como yo diga" (le mandé a Parla) y un furgón en el que repartía las páginas amarillas con una amiga y que se me calaba cada tres por dos.

Si es que lo mío es el metro, qué le voy hacer.

Pluma Roja dijo...

Una bonita remembranza. ¡Tantos carros! has tenido bastantes Rubén. ¿Te imaginas? Cuantos recuerdos se fueron con ellos. Elvys Presley fue enterrado con todo y carro. ¿Tanto lo querría?

Gracias por compartir tan gratos momentos.

Saludos.

Mercedes Vendramini dijo...

MUY LINDOS TODOS TUS AUTOS RUBÉN! LOS VIEJOS, POR LOS RECUERDOS ... Y LOS MÁS NUEVOS, PORQUE ESTÁN MUY BONITOS!
YO ME QUEDO CON LA FURGONETA!!! YA LA CARGARÁS DE HISTORIAS ...-

VA MI CARIÑO!
PD
POR AGREGAR ALGO ...YO NO MANEJO ...

izara dijo...

Curiosa entrada.
Yo también empecé con un 4-L, luego un R-5, despues una C-15 (en mis tiempos de pastor).
Luego un Citroen Picaso, con el que volví a nacer).
Sin duda que si van ligados a nuestra vida.
Saludos Rubén y a esa tierra leonesa, en la que cuando eras un niño hice yo el servicio militar.

Soledad dijo...

Ruben, solo he tinido y tengo un coche, el cual utilizo poco. Lo que más utilizo es el taxi por comodidad, pues por las mañana el trafico desespera y la hora se echa encima.

Te diré que vas a querer muchísimo a tu taxi, lo sé por los comentarios con los taxistas, y las anécdotas que tienen para contar, por lo que te veo escribiendo sin aliento, todo un mundo, un enorme mundo para pensar.

Buena suerte con el taxi, que imagino que la tendrás.

Eduardo Fanegas de la Fuente dijo...

Qué recuerdos nos traen los coches...Ay ese coche aparcado por el húmedo!!

Yo me saqué el carnet también con 18 recién cumplido. Mi primer coche fue compartido con mi hermano y mi madre, un 127 cómo no con matrícula de León :-)

Luego fue un fiat 1 de segunda mano también compartido, pero ese solo lo conduje 2 o 3 veces. No he vuelto a conducir. Pero ahora soy propietario junto a mi novia de un picasso c4 con vistas al futuro...

Un abrazo!!

Ruben dijo...

Sue, he tenido muchos cacharros, pero siempre he dependido de ellos, para trabajar, siempre trabajando al volante, así que no ha habido más remedio, es genial que no tengas que conducir, te ahorras una pasta.

Ruben dijo...

Aida, no sabía lo de Elvis, tantos carros se debe a que al llegar a mis manos ya son viejos y su vida útil está en las últimas, soy un asilo de coches.

Ruben dijo...

Mercedes, la furgoneta me encanta, estoy loco con ella, puede que se deba a que es el primer coche que compro nuevo.

Ruben dijo...

Izara, como pastor, no tengo que decirte lo servicial que es una C.15, es eterna.
media España pasó por el Ferral para hacer la mili, o al menos la instrucción, Bienvenido a este blog, es una grata sorpresa además, por cierta afinidad que tengo con los pastores, no porque lo haya sido, sino por algunos de los trabajos que he tenido

Ruben dijo...

Soledad, las ciudades grandes, tienen transporte a todas partes, y es más económico que mantener un coche, pero en los pueblos pequeños, la conexión es más complicada.

Ruben dijo...

Eduardo, estuve a punto de coger un grand c4 picasso, pero por temas de maletero con 7 plazas me decanté por la trafic.

noia de vidre dijo...

Yo no tengo carné ni coche, pero mi coche favorito es el ford focus, si, ya se que es un poco antiguo y tal, pero me encanta y si los coches de mis ex-novios o mis ex-rollos hablaran.....aisssss, jajajajajajja

midala dijo...

jajajajajajaj vayaaaaaaaaa que cantidad de coches aunque...si lo pienso seguro que nosotros tambien!!!!Vaya pasada, eran los coches de antes bueniiisimos y nos daban un juego que pake te cuento!!!!!Ahora eso se perdió totalmente y...la gente de ahora es más fisna esas cosas no se hacen el coche pero....recuerda siempre la canción.!!!"Que dificil es hacer el amor en un sinca 1000"!!!!!!!!!:):Besitossss rubennnn estaré unos dias en of que me opero mañana ok??

Ruben dijo...

Noia, qué joven eres, mira que llamar antiguo al ford focus después de los modelos que he puesto...

Ruben dijo...

Midala, por culpa de la canción del simca 1000 perdí una apuesta.
Espero que te vaya bien en la operación. SUERTE

Alfredo dijo...

No tengo mal recuerdo de ningún coche que pasara por mis manos, ni siquiera del seiscientos en el que ahora no logro capiscar como coño me metía en él.

Salu2.

Ruben dijo...

Alfredo, parece que no solo cabías tú, si lo piensas, se metía en el mucho más de lo que parece posible.

Chuan-Che dijo...

Qué idea tan graciosa: hacer una autobiografía a través de los coches de nuestra vida. Me has hecho pensar en la retahila de coches que tuvo mi padre (y en aquellos viajes épicos por Despeñaperros por las carreteras de los años 70) y en el orgullo asociado a los primeros coches que consigues comprarte con tu esfuerzo...(mi seiscientete...no lo habría cambiado por un Cadillac)... la primera furgo (para dormir dentro en viajes fabulosos)... uf, qué de recuerdos, señor...

Moola ;)

Ruben dijo...

Hombre, yo por un Cadillac, al precio que está el combustible... no, pero de aquella hubiese cambiado el 4 latas por el cadillac con los ojos cerrados.

Simplementeyo dijo...

Hola aquí estoy de nuevo viendo tus coches, ya veo que coincidimos en el cuatro latas, jejejej
Has hecho un recorrido por tu vida montado en cuatro ruedas, genial.

Besitos y sonrisas en taxi :-)