Seguidores

lunes, 2 de enero de 2012

VEGA DE LOS ÁRBOLES/LA IGLESIA... Y EL "RASCADERO"

No. No voy a poner fotos de la iglesia de mi pueblo.
Voy poco. No tengo remordimientos, porque me parece que durante mi infancia fui demasiado, entre misas, rosarios, catequesis. Además fui monaguillo hasta los 14 años, con lo que mi aportación como tal fue mucho más allá de la edad recomendada.
Ahora me muevo por aguas de las que mejor no hablar, porque no se si creo, si soy ateo, o más bien me muevo por un agnosticismo del que no estoy del todo convencido.
Resumiendo, como el resto de las cosas de mi vida, indeciso.
Recuerdo que debajo de la plataforma del campanario, había un hueco, por el que nos metíamos y nos escondíamos allí, (Roberto y yo), por el se podía andar sobre las bóvedas de la iglesia, por todo el tejado, entre las tejas, y el techo propiamente dicho.
Yo, al campanario, poquito, ese vértigo, no me hacía la expedición muy agradable, y las escaleras metálicas con un 80% de desnivel, y plagadas de avisperos en verano no mejoraban las perspectivas.
Las cigüeñas anidaban en la torre, tal cual se ve en el dibujo, con lo cual, el suelo en la estrecha calle de abajo, estaba totalmente blanco, y transitar por allí, tenía el riesgo de una ducha de "cal", lo cual pasó innumerables veces. La peor, en la boda de Marisa, que le sucedió a su padre, creo que fue en el 84 ó el 85, no lo recuerdo.
El caso es que se ha intentado desplazar a estos animales, porque además ese nido pesará unos 500 kilos, (no exagero, puede que pese más) y ahora se han puesto unas varillas para evitar el riesgo de que caiga todo encima de alguien o de la iglesia, y de que  se estropee el tejado.
Voy a poner un dibujo que hice improvisando, solo tenía una cartulina negra y un corrector blanco de esos para tapar las equivocaciones (sobre todo antes, cuando la máquina de escribir, que no podías borrar) es uno de esos con punta de bolígrafo y que le apretas y sale el líquido.
Da igual, el caso es que lo dibujé con eso, y luego le fui poniendo algo de color con ceras cuando llegué a casa.
Total, que como no tenía el modelo delante, y tampoco tenía un sitio decente donde apoyarme, ni mucha luz, lo que me salió no fue exactamente la iglesia de mi pueblo, pero se le parece mucho...

El fondo del dibujo me lo he inventado, porque no hay ese prado de la derecha.
Detrás de la iglesia, está el caño, ahora está areglado, parece un jardín, está cuidado, con su trozo de cesped, algún árbol... pondré fotos.
Pero cuando yo era niño era otra cosa, por la noche estaba oscuro, a la entrada una puerta con barrotes de hierro de esas de tres hojas hasta la cintura, que gira como en las entradas de algunas grandes superficies.Luego un sendero al que invadía la hierba, que pasaba entre una báscula para animales y un potro de esos para arreglar las pezuñas a las vacas, detrás de la báscula una pequeña caseta, que no se si tenía una bomba de agua o algo, (pero jugábamos mucho sobre su techo plano de cemento) todo estaba a la sombra de paleras y nogales de los huertos de alrededor o bien del propio "recinto" del caño, que se comunicaba con los huertos aledaños, bueno se comunicaba porque trepábamos a los árboles, saltábamos las tapias, y hacíamos agujeros en las sebes (por ahí tengo una entrada explicando lo que son las sebes). Jugar al escondite allí, era más emocionante que "Piratas del Caribe". En la adolescencia también jugamos allí a otras cosas, para que os voy a engañar.
No se si seguir contando que en años más recientes, Tere abrió el bar enfrente, y los chicos se pasaban allí las horas, en el caño (y yo con ellos a pesar de que soy un rato mayor, pero es que hoy es el día que estoy muy a gusto con ellos y que les tengo un aprecio muy especial a todos ellos), hicieron de parte del caño una especie de terraza del bar, un lugar de encuentro, en el que quedar y estar: "EL RASCADERO".
Así que hoy, de nuevo retransmitiendo desde el rascadero vuestra "reportera favorita" (algún día mis hijos se van a avergonzar de esta foto de su padre, pero hasta entonces...)
(menos mal que no pongo una de cuerpo entero, que si no se me rompía la pantalla del ordenador, o a lo peor me entraba un virus)

16 comentarios:

Vir dijo...

El dibujo es muy original, y si pasas el ratón por encima... ¡nieva! Queda muy chulo, ;) Estás muy nostálgico estos días, ¿verdad? La foto es genial, no creo que se avergüencen, por lo menos no para siempre!! Buen reportaje, ¡jajajaja!

Eduardo Fanegas de la Fuente dijo...

Anda que pillabas cualquier cosa para pintar y dibujar, seguro que tienes un montón de servilletas del bar llenas de garabatos ;-)
¡Qué tiempos! Un abrazo y Feliz año!

Ruben dijo...

Vir, nostálgico estoy mucho, sí, pero es que tengo todo esto por ahí perdido y me apetecía compartirlo. La idea que me queda es que mi infancia fue mejor de lo que yo creía.

Ruben dijo...

Eduardo, si es verdad que dibujo con lo primero que pillo, no guardo ninguna servilleta de los bares, aunque he dibujado lo mio en ellas, incluso con un palo en la arena (eso si que no lo he guardado), la verdad que sigo dibujando y parodiando en cualquier papel que pillo...

Mercedes Vendramini dijo...

Encantador tu dibujo Rubén, como todos los otros! Es hermoso poder contar con sana alegría todos esos recuerdos de infancia. Al parecer, la mayoría felices.
Cuentas que dibujas en las servilletas ... como otros escriben en ellas ... lo que te define como artista! La mayoría de ellos hace lo mismo. Espero las tengas guardadas y las publiques!


Cariños!!!

Sese dijo...

Qué típico eso de ser monaguillo, sobretodo en pueblos. Supongo que aún seguirá esa tradición, seguro que os bebíais el vino de misa y demás.

buen dibujo.

Un abrazo

Ruben dijo...

Mercedes, lo siento, no guardo ni una sola servilleta, lo dibujo y lo olvido, con los niños dibujo constantemente, y hasta ayer mismo, mi sobrino mayor que tiene 9 años, me enseñó uno que le hice hace tres o cuatro años.

Ruben dijo...

Sese, no tengo ni idea de si sigue esa tradición, porque no aparezco por allí, pero una cosa si te digo, ese vino dulzón, todavía hoy es el día que no me va.

Eddie Joshua York Abner Marsh dijo...

me ha gustado lo que cuentas, de principio a fin...
me pasa también como a tí, no se soy ateo, agnostico... pero la iglesia no la piso.

en la iglesia vieja de mi pueblo también hay un buen nido de cigueñas.
la nueva ya la habras visto cuando pasas alguna vez por caboalles, es muy fea, parece futurista, xd

nicoletta dijo...

Feliz año!!!

Marina-Emer dijo...

CON GRAN CARIÑO TE DESEO UNA SEMANA DE REYES MAGOS LLENA DE DICHA Y SALUD Y QUE TE DEJEN PAZ ...Y MI AMISTAD EN UN PEQUEÑITO BLOG DONDE ME ALEGRA VERTE ENTRAR Y LEER LAS BELLAS PALABRAS QUE ME DEJAS
UN ABRAZO
MARINA

Ruben dijo...

Eddie, gracias, he visto las dos iglesias, y es verdad que la nueva parece futurista.

Ruben dijo...

Nicolletta, feliz año para tí también, ¡qué bien que ya puedo comentar en tu blog!

Ruben dijo...

Marina, si tu blog es pequeño, este es diminuto, así que tu comentario aquí vale diez veces lo que uno mío en el tuyo. Gracias.

Ignacio Carcelén dijo...

Sigue, sin importarte la dirección, ¿no eso un blog?

Ruben dijo...

Igancio, la verdad, es que no se muy bien qué me has querido decir. Ya me sorprende de tí, que no solo te has leido 2666, sino que encima es uno de tus libros preferidos, y me sorprende, porque eres la primera persona que conozco, que, como yo, se ha leido ese libro.
Gracias por pasar y comentar.