Seguidores

lunes, 14 de mayo de 2012

VEGA DE LOS ÁRBOLES/MAYO 2012


Con este panorama, es muy difícil esconderse, no hay árboles. Los nidos están en el suelo, son las perdices, codornices y águilas perdiceras, las que dominan esos campos. 
En la primavera, las avutardas macho, visten colores llamativos, y como este año en estos parajes el cereal va con retraso por el frío, todavía se pueden ver por encima de la mies aun verde.
Así quedan los campos después de la concentración parcelaria, no hay donde jugar.


Nos metíamos por todas partes, a nidos, para hacer casetas entre estos arbustos, bastaba con entrelazar ramas y ramas, ir haciendo hueco por el centro, y ya estaba, entrábamos a rastras, éramos como los jabalíes, siempre por aquí escondidos.
Cuando digo que íbamos a nidos, podéis asustaros de verdad. Hasta fuimos atacados por grajos y urracas. Criábamos milanos, aguiluchos, hasta lo intentamos con mochuelos y lechuzas...
Todo el día cazando ranas para dar de comer al milano, aunque guardábamos algunas para pescar cangrejos. Recuerdo con mucha pena, cuando al siguiente año de la muerte de todos los cangrejos, el fondo del río, aparecía sembrado de las carcasas de los cangrejos muertos, estaban azules...

A veces, hacíamos las casetas en estos claros ocultos de la vista, aquí no se puede ver nada a no ser que entres en el claro, pues la vegetación es tan compacta, que solo los animales y los brutos podemos entrar...

En el río, todavía el agua está fría, pero de todas formas se puede uno divertir mucho. Sin ir más lejos, este fin de semana, los chicos han estado surcando las aguas. Ese de la foto es Javi, el novio de Mirtha, ahora que no me oye, diré que le llamaban "matagatos", y sí, ecologistas, podéis asustaros, aunque os advierto que conozco a uno que le llaman "mataburras", que es más grave...

Algunos días nos quedábamos en la orilla hasta el anochecer, pues la ribera del río, está muy cerca del pueblo...

Regresábamos a casa por senderos casi invisibles, entre las ramas.
Nos quedan algunos oasis, pequeños rincones que se conservan, restos de la antigua calleja. Este rincón era eso, una calleja, ahora la conserva Carlos, ya que ha quedado "concentrada" en el trozo de su propiedad. Pero al fondo vemos una acequia de cemento, donde no hay ranas, que cazar entre las piedras, mucho menos, cangrejos, culebras, y otros animales... También se puede ver como Carlos ha construido una pequeña escalera para salvar dicha acequia... sobre la que descansa la incansable Silvia.
Me volví y saqué esta otra foto, que así uno se puede imaginar que todo sigue igual, los prados cercados de sebes, arregladas año tras año, bordeadas de paleras y con nogales por todos lados, avellanos por doquier y negrillos tan juntos que no se podía pasar entre ellos.
Lo que antes era todo el pueblo, ahora se reduce a unos pocos metros... 
El bicho se ha movido mientras me dí la vuelta, se ha subido al banco, y me ha hecho muecas. Silvia lee por encima de mi hombro, dice ¿El bicho soy yoooooo? ¿por queeeeé?

Antes los regueros de tierra estaban por todas partes, la sombra ocupaba todo el terreno del pueblo, dando sensación de frescor. Se ha perdido todo el ecosistema, el verdor, el frescor, el sonido de los pájaros en las sebes y los árboles, la visión de las vacas en los prados, los huertos de manzanos y cerezos floridos se reducen al pueblo, cuando antes estaban por todas partes...
Nos pasábamos Roberto y yo, el día entero en el banzo de la Presa Grande, cogiendo avellanas, cazando ranas, haciendo casetas y buscando nidos. Pasábamos los tres o cuatro metros de la presa pasando de rama en rama, como aquella ardilla que cruzaba España... ¡ja! ¡España!, si no se puede cruzar ni mi pueblo...
Recuerdo un negrillo seco, plagado de agujeros de pájaro carpintero, que había sido invadido por los tordos o estorninos para quien lo prefiera... subiendo a uno perdí un crucifijo y una cadena... Buena bronca aquel día...

Lo mismo cogíamos caracoles que ya se sabe, "los de abril pa´ mí, los de mayo pa´ mi amo, y los de junio pa´ ninguno"... 

O cogíamos pichones... "marzo... nidarzo, abril... hueveril y mayo... ¡pajarayo!

Sí, dichos de por aquí... como muchos vocablos de León, que darían para una entrada aparte ( trancar, aguantar, tomar un butano, mancar... etc)
A pesar del reflejo, seguro que se lee.

Soy cazurro, y me gusta.

Por último, recordar que hace 25 años de la muerte de Rita Hayworth, que me da igual, pero que me recuerda un relato que se titula "el hombre que me pidió a Rita Hayworth", relato de Stephen King, que ha dado lugar a la película "Cadena Perpetua", con tim Robbins y Morgan Freeman, que seguro que todos han visto alguna vez, lo que no se es si todos sabían que salió de este relato genial de  este escritor que tantos buenos ratos me ha dado en mi adolescencia... 

Esta entrada ha sido improvisada con las fotos del Móvil. Me dejo en el tintero muchas cosas de la primavera en mi infancia, pero el tintero debe de estar con la ardilla, cruzando España en autovía, (por una terminada, no como las de aquí...)








21 comentarios:

Saudades8 dijo...

Ruben muy interesante tu entrada, no saben lo que se pierden los niños de ciudad, el poder jugar en plena naturaleza, el poder conocer multitud de animales y árboles, el saber como nacen los alimentos que tomamos, como se cuidan, aunque el hombre demasiadas veces destruye su hábitat e introduce especies que no son autóctonas como ocurre por ejemplo con el cangrejo americano, un gran depredador y con tantos otros animales y peces, como el black bass que ha exterminado multitud de pececillos de nuestros ríos.

Pero bien sabemos que el mayor depredador es el hombre y eso no tiene remedio.

Saludos,

Lady_Celeste dijo...

!!Hola,Ruben!!

Me has hecho inmensamente feliz con esta entrada,me encanta vivir en lugres donde haya flores y arboles.

Unas fotos esplendidas,tu ciudad es preciosa,siento envidia de la suerte q tienes respirando todo ese aire puro.Una historia de tu niñez muy emotiva.Tu hija es una modelo estupenda.

Una entrada entrañable,besitos,Ruben.

Vir dijo...

Pues para se fotos del móvil están chulísimas. ¡Qué recuerdos tan hermosos los de la infancia y la adolescencia! Me ha gustado mucho leerlos ( y ver al bicho también), y hasta me ha emocionado. Preciosa, Rubén.

Emilio Manuel dijo...

Desgraciadamente a los niños de hoy los tienen que llevar sus padres a granjas escuela para que vean a vacas, ovejas y gallinas o sepan como se planta un tomate, ¡¡pobres!! lo que se han perdido, no cambio esos conocimientos por saber jugar con la play.

Un abrazo.

Alfredo dijo...

Rubén, según el Drae Cazurro es:
1. adj. Malicioso, reservado y de pocas palabras.
2. adj. Tosco, basto, zafio.
3. adj. Torpe, lento en comprender.
4. adj. ant. Se decía de las palabras, expresiones o actos bajos y groseros.
5. adj. ant. Se decía de la persona que las profería o los practicaba.

Aunque los asturianos tenemos la costumbre de llamar cazurro, a todos los que habitan del puerto para abajo, pienso que el verdadero cazurro, ese del diccionario, se da en todas partes. No es la regla, que es la excepción, aunque sin mala intención nosotros generalicemos. Tu no tienes nada de ese cazurro del Drae, aunque te sientas muy cazurro… de los otros.
Salu2.

Edurne dijo...

Pues habrá que avisar a la ardilla, que ahora cobrarán por cruzar España por las autovías...

Muy interesante este revival de tu infancia y adolescencia.
Las cosas ya no son como éran, está claro.. y a ver qué e slo que nos queda!

Ah, no sabía lo de la peli y el relato de Rita! Nunca te irás a la cama sin saber una cosa más, está claro!

Un abrazote!
;)

Nieves dijo...

Sencillamente GENIAL!!!

Que maravillosa infancia has tenido Rubén!

Eso si que es vivir en comunión con la naturaleza,me resulta curioso tu último recuerdo de Stephen king porque mientras te leía te visualizaba tal y como otra peli de este escritor "cuanta conmigo" la vistes? Ese grupito de amigos que pasa el verano en la casa de árbol y deciden vivir una aventura juntos.
Tienes suerte de haberlo vivido porque personalmente me da tanta pena que mis sobrinos me digan que no han visto una vaca en su vida.
Es impresionante si pero esa es la realidad.

Un besote :)

Fibonacci dijo...

Bello recordadatorio de tu infancia, que me ha hecho recordar pasajes de la mia...como cortarle el rabo a la lagartij, meterla en una lata y ya sabes...me ha gustado...un saludo.

Ruben dijo...

SAUDADES
Entonces si que éramos depredadores, no dejábamos títere con cabeza.

LADY CELESTE
Lo malo es que ya no existe casi nada.

VIR
Recuerdos tengo un montón, tantos que son demasiado para una entrada.

ALFREDO
Sisisisi, y a los de mi pueblo nos llaman "papudos", y aunque no tengo papo (niño con papo niño guapo), estoy orgulloso de ser papudo, De todas formas, me resbala bastante el tono despectivo con que nos lo llaman los asturianos.

EDURNE
si al final optan por cobrar por las autovías, tendré que circular por las callejas y senderos, con los caracoles, y las babosas.

NIEVES
Estoy seguro de que tienes una vaca cerca para enseñar a tus sobrinos...

FIBO
Éramos crueles, ahora nos escandalizaríamos si viésemos a un niño hacer lo mismo

Mercedes Vendramini dijo...

Hermosos lugares Rubén, aunque ya no sean como en tu infancia. Todo cambia, o lo cambiamos ... cada vez somos más. Avanzamos y destruimos el entorno natural.
Goza de lo que te queda, que es mucho aún.

Gracias por compartir tantos hermosos recuerdos!

Mis cariños.

Pablo González dijo...

Cuántos buenos recuerdos de infancia... Creo que esta noche me gustaría soñar con los árboles, sebes, senderos, zarzas, paleras, cangrejos y todo lo que el paso del tiempo se ha quitado o hemos quitado del medio. Gracias por transportarme a mi infancia!

Pablo González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pablo González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pablo González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
El tejón dijo...

Que buena entrada,Ruben, para ser improvisada cuentas cosas y recuerdos que llegan directos.
Cadena perpetua es una de las películas que más veces he visto.
Saludos.

Ruben dijo...

MERCEDES
El sonido de mi infancia ha desaparecido de mi pueblo, es triste.

PABLO
Te recuerda tu infancia, porque todo lo que digo de La Vega, vale también para Cifuentes.

TEJÓN
Me avergüenza que veas mis fotos, después de las que tu pones tan espectaculares, pero es lo que tengo.

Sese dijo...

Gratos recuerdos. Mis veranos de la infancia también eran un poco así, en contacto con la naturaleza, en este caso en la Serralada prelitoral catalana, paisajes boscosos con muchos árboles, aunque no teníamos rio y los animales no abundaban. Eso sí, hacíamos unas cabañas en el bosque de muuucho nivel.

saludos

Eddie Joshua York Abner Marsh dijo...

te lo pasasate muy bien en tu infancia :) seguro, como me gustaria haber tenido tan de cerca esos bichos a los que citas. Muy buena la entrada, me hizo sonreir más de una vez, gracias.

midala dijo...

Preciosas las fotos y preciosa tu niñez Ruben. Me alegro de que tu movil permaneciera a tu lado y así poder ver tu pueblo y a tu hija que está realmente preciosaaaaaaaaa. Mimala y al niño también y cuentales de tu niñez porque vale la pena que la conozcan.Millllllllllllllllllllllllllllllllllllll besazossssssssssssssss

LA ZARZAMORA dijo...

Ir a coger caracoles, cortarles la cola a las lagartijas, subir como cabras por los escarpados montes, y dejar volar la imaginación. Sí. Con esto nos bastaba y sobraba.
Ahora que lo tienen todo... viven aburridos.
Ainsss!!!

Besos, Rubén.

MEN dijo...

Yo soy niña criada en ciudad, es ahora cuando disfruto del pueblo.Estoy aprndiendo a distiguir los arboles jajaja, no te rias, nunca es tarde. Pero recuerdo que aunque no jugaba en la naturaleza nos pasabamos el dia jugando en la calle y lo pasabamos genial. Tambien haciamos nuestras travesuras. Antes se podia hacer. Que gratos recuerdos me has traido. Un bessito