Seguidores

jueves, 29 de agosto de 2013

SORTEANDO OBSTÁCULOS.

Están discutiendo como nunca en la vida. 

Por un chico.

El, ni sabe lo que pasa, ignora que despierta esos sentimientos.

La amistad de las chicas se tambalea, se resquebraja.

El, no siente nada de eso por ninguna de las dos.

La situación es absurda, destructiva, dañina y dolorosa.

La amistad de el con ellas también está en peligro.

Pero, el destino acude en su ayuda.

De la forma más cruel.

Solo una de ellas tiene un accidente.

No muere, no es grave.

Pero el susto...

Quedan de manifiesto los verdaderos sentimientos. Porque de pronto ninguna de las dos piensa en el, porque el está en el marco de la puerta mirando como se abrazan y ni le ven, ni le oyen.

La perspectiva ha cambiado. Le siguen queriendo. Pero no se lo van a disputar. 

Es un susto muy oportuno. La situación se normaliza, y ninguna de las dos se da cuenta, de que va acompañado...

Solo cuando abandona el hospital, le ven desde la ventana, cogido de la mano...

Se miran, se rien, y, y, y,  ... por esta vez. Aceptan la derrota de buen humor, pero solo porque están juntas.


... También ellas se dan la mano, y la calidez de esa amistad se fortalece de nuevo hasta la próxima, o hasta siempre, nadie puede saberlo.

9 comentarios:

Gala dijo...

Es un modo muy bueno este de describir como las cosas se relativizan.
Que hay cosas que importan y otras no tanto, y que cuando está en juego la verdaderos sentimientos el resto pasa a un segundo plano.
La amistad sincera sa demasiado valiosa para perderse por algo tan trivial como un chico.
Besos mediterráneos.

Pd. Me alegro de volver a verte.

Nieves dijo...

El destino ha sido amable esta ocasión, todo acaba bien.
Tu historia me ha recordado la de una amiga y un amigo, que se gustaban y no se decidían ninguno de los dos a dar el paso por miedo a no ser correspondido, al fracaso y a perder la amistad.
Él tuvo un grave accidente en el trabajo, lo pasó muy mal, se recuperó pero tardó mucho. el caso es que fue ese accidente "casi mortal" el detonante de su unión. Ahora están casado con dos hijos (niño y niña) Así que ya ves, los accidentes abren los ojos.

Un beso grande, me alegra enormemente tu vuelta :)

Saudades8 dijo...

Ruben que lo que un pequeño accidente ha unido que no lo separe el destino, me ha gustado la historia y más el final.

Felices días a dos.

Eduardo Fanegas de la Fuente dijo...

Tus relatos me encantan porque hablan de cosas sencillas pero tan difíciles de expresar como los sentimientos y sabes hacerlo mejor que nadie. Un abrazo

Midala dijo...

Así se forjan las verdaderas amistades. A base de golpes. Genial relato, escueto y al grano pero manteniendo la intriga.

Millll besitossssss no...no me olvido de tí...pero no puedo entrar como antes, eso no quita que de cuando en cuando...entre a darte un besazoooooooooooooooooooooo!!!!!

Ruben dijo...

Gala, la perspectiva cambia, y entonces... todo cambia.

Nieves, no me sorprende que sepas de un caso similar, que va todavía más lejos, porque el día a día, da lugar todo tipo de situaciones.

Saudades, la verdad es que las situaciones difíciles, muchas veces, ponen fin a ciertos conflictos.

Eduardo, gracias por tus palabras, tu, que me miras con buenos ojos...

Midala, ¡sigues siendo la reina!

Pluma Roja dijo...

Se distanciaron por algo sin mucha importancia, lo importante es que se acercaron por algo grave y esa amistad continuará por algún tiempo, y quizás por toda la vida.

Un relato que contiene un gran mensaje.

Saludos cariñosos. Vengo de FCB.

Ruben dijo...

Aida ¿fcb? ¿del barÇa?

Soledad Enelpiano dijo...

La verdadera amistad es de esta forma, esa que tiene cadenas añejas que diríamos, esa se fortalece.
El día, los días nos ponen aprueba, no está mal...

El aprendizaje es algo inato en el ser humano, que siempre después de todo sea para bien.

Como siempre no defraudas Ruben.
Espero que pasases unas muy buenas vacaciones.
Todavía hay por ahí fiestas.