Seguidores

domingo, 1 de abril de 2012

CORAZÓN HERIDO




Con saña, se clavaron las flechas de Cupido en ese corazón, ya maltrecho de tanta flecha albergada, henchido de gozo, supuraba pasión, amor, deseo, ansiedad...
Con besos de pasión, de amor, de deseo, de ansiedad, fueron cauterizando y curando las heridas que dejaron las flechas del susodicho al caerse... siempre se caen...
Suspira el pobre órgano por albergar nuevas flechas que revivan la intensidad de los primeros instantes del amor nuevo... Mas espera en valde, pues Cupido está ocupado... la primavera es coto privado de adolescentes, con sus hormonas superdotadas, todavía sin haber sido atacadas por ese demonio... "el desengaño".
Con la punta de plata, he construído mi propia flecha... ahora busco voluntario que la dispare al virus del "desengaño", que lo rompa en mil pedazos.
No aparece ninguno.
Ha llamado la razón, y ha dicho:
Si matas al desengaño, ya nunca experimentarás el amor nuevo, renunciarás a un nuevo flechazo...

21 comentarios:

Marta dijo...

Hola, Ruben. Esta vez te ha salido cortito, pero con el corazón que es lo importante. Nunca hay que desesperar en la vida, nunca. Y menos aún caer en el desengaño eterno. En la vida nos llevamos muuuuchos desengaños, de amigos, hermanos, maridos, pero siempre hay que volver a intentarlo.
Besos

midala dijo...

La vida está llena de desengaños Ruben, desde luego es muyyyyyy duro superar un desengaño, ya sea de pareja como de amistad.Yo ya puse la coraza jajajjajajajaja.Millllll besitossssssssssssss

Nieves dijo...

El corazón siempre tiene que estar ocupado y en pleno "sufrimiento" de amor por mucho que el cerebro le recrimine... nunca aprenderá!

Besos :)

Edurne dijo...

Perfecta la alegoría que has plasmado. amor, cupido, alteraci´ñon de la razón, del deseo, la pasión... desengaño, muerte en vida... qué sé yo, tantas cosas, tantos sentimientos!

Me ha gustado mucho, y las imágenes muy explícitas!

Un abrazote!
;)

Ruben dijo...

Marta, yo tengo el record de desengaños, ya me lo vaticinaba mi abuelo ¡cuántos desengaños te tienes que llevar en la vida!

Ruben dijo...

Midala, nunca terminan de pasar, siempre es el último el que duele más, a pesar de la coraza que se va creando.

Ruben dijo...

Nieves, el corazón no razona, es impulsivo, por eso sufre.

Ruben dijo...

Edurne, antes me molestaba en dibujar yo mismo, pero es que me resulta más fácil buscar algo mejor.

Marta dijo...

Ruben, no creo que a tu edad hayas llegado a ese record , mucho te falta aún por vivir. Yo, a título orientativo te diré que desengaños amorosos he tenido muchos (voy por el cuarto matrimonio)pero de los otros, de los que la vida te va regalando a medida que la vas viviendo, no sabría contarlos...
Pero aquí sigo,sin rendirme.
Besos

Sese dijo...

Supongo que la edad y las veces que hayamos caído influyen mucho para que el cerebro tienda a ganar al corazón.

Claro que la etapa de los batacazos es indispensable para llegar a ese equilibrio que da el predominio de la razón. Saber hacer caso al corazón pero sin que se nos vaya de las manos.

O no, qué sé yo.

Saludos

MEN dijo...

Los años me han enseñado a ocultar mi corazon ante determinadas personas, hay demasiado capull@ por ahi.Y aunque lo intento alguna vez se me despista y lo dejo al descubierto.Lo bueno que tiene es ue siempre se cura y vuelve a empezar. Un bessito

Gala dijo...

Los desengaños forman parte de nuestro dia a dia, aprender a soportarlos y superarlos es lo que nos hace fuertes.

Te quedó cortita y bella...

besitos mediterráneos.

Chuan-Che dijo...

Nunca se aprende...

Marina-Emer dijo...

muy bueno las flechas al corazón...
gracias por tu simpatia ,tu amistad y tu visita con bellas palabras al comentario .
Tienes mi amistad y aprecio
un feliz fin de semana santa
un beso
Marina

Lady_Celeste dijo...

!!Hola Ruben!!

Que poco sufre la razon cuando ataca ese virus,pero q acertada es en sus consejos.

Precioso post.Gracias por tus amables palabras en mi humilde espacio.
Muchos besitos,Ruben

Alfredo dijo...

El corazón es una máquina maravillosa, de casi todo se repone, hasta de los infartos.
Salu2.

Eddie Joshua York Abner Marsh dijo...

el desengaño como otras cosas nunca tendra cura...

a cupido lo odio a muerte :)

Laura dijo...

Respondiendo a tu comentario en mi blog, pues todavía no tengo ninguna opinión del libro de La emperatriz de los etereos porque no he tenido todavía la oportunidad de leerlo, siento que no te haya gustado... A ver si con un poco de suerte a mi me gusta ^-^

Sue dijo...

Ya lo dijo Woody Allen, aprendemos todo, podemos ser expertos en multitud de cosas,pero en cuestiones de amor siempre erramos y no avanzamos. La experiencia no garantiza nada.

Gerardo Rivas dijo...

Gracias razón por permitir que el corazón haga cosas aunque no las comprendas ni compartas, permites que la vida tenga su aliciente.

Ruben dijo...

buenoooo, que de comentarios tengo pendientes:

MARTA, ya me convenciste en tu última entrada.

SESE, yo tampoco sé, la verdad.

MEN, el corazón se regenera como una estrella de mar, pero supongo que a lo largo de los años, van quedando pequeñas cicatrices que nos recuerdan las heridas.

GALA, lo que no te mata te fortalece.

CHUAN-CHE, nunca, nunca, never, never, never.

MARINA, cupido es el que enseñó a Robin Hood. tiene buena puntería.

LADY CELESTE, que bueno verte por aquí de nuevo.

ALFREDO, hay algunos infartos que pueden con la máquina por desgracia.

EDDIE, no odies a Cupido, que es muy vengativo.

LAURA, para gustos, los colores.

SUE, yo diría que la experiencia te endurece un güevo. Aunque solo sea por llevar la contraria a Woody.

GERARDO, amen.